Por Redacción Reconectar

Científicos lograron filmar por primera vez un sifonóforo Apolemia de aproximadamente 45 metros, y sería aparentemente el animal más largo jamás registrado.

El descubrimiento fue realizado durante una expedición de un mes en los cañones submarinos cerca de Ningaloo, en el Océano Índico, informó el Instituto Oceánico Schmidt en un comunicado. Durante ese viaje identificaron además a unas 30 especies marinas que hasta el momento eran desconocidas.

El enorme sifonóforo de cuerda gelatinosa es en realidad una colonia flotante de pequeños zooides que se clonan miles de veces en cuerpos que se unen para trabajar en equipo.

Las imágenes difundidas por los investigadores son asombrosas:

Los especialistas del Museo de Australia Occidental, liderados por la científica principal doctora Nerida Wilson, se unieron a investigadores de la Universidad de Curtin, Geoscience Australia y el Instituto de Oceanografía Scripps para el viaje a bordo del buque de investigación Falkor. Utilizando un robot submarino, ROV SuBastian, completaron 20 inmersiones a profundidades de hasta 4.500 metros durante 181 horas de exploración.

Como resultado, lograron documentar unos 30 invertebrados marinos y peces de aguas profundas, con singulares características.

Parte de los nuevos organismos descubiertos. Crédito: Greg Rouse (Scripps Oceanography), Nerida Wilson (Chief Scientist) y el equipo FK200308.

Durante la expedición, los científicos recolectaron los primeros hidroides gigantes en Australia, descubrieron grandes comunidades de esponjas de vidrio en Cape Range Canyon y observaron por primera vez en Australia Occidental el calamar pulpo bioluminiscente de Taning, el pepino de mar de cola larga y muchos otros moluscos y especies de langosta. Algunas de las especies recolectadas se exhibirán en el Museo de Australia Occidental.

Una captura de pantalla de la cámara submarina muestra una increíble esponja de vidrio.

«Sospechábamos que estas áreas de aguas profundas serían diversas, pero nos sorprendió la importancia de lo que hemos visto«, dijo Wilson en un comunicado.

El material de archivo y las muestras recolectadas de los océanos que rodean Australia tendrán implicaciones importantes para la sostenibilidad y protección de estos ecosistemas submarinos, y para hábitats similares en todo el mundo que están en peligro debido al aumento de la temperatura del océano junto a otras amenazas ambientales.

Descubrí más | Avistaron en Entre Ríos un picaflor nunca antes visto en Argentina

«Hay tanto que no sabemos sobre las profundidades del mar, y hay innumerables especies nunca antes vistas», dijo Wendy Schmidt, cofundadora del Schmidt Ocean Institute, una organización filantrópica sin fines de lucro establecida por ella y su esposo en 2009.

Nuestro planeta está profundamente interconectado: lo que sucede en las profundidades del mar impacta la vida en la tierra y viceversa. Esta investigación es vital para avanzar en nuestra comprensión de esa conexión y la importancia de proteger estos ecosistemas frágiles. Los cañones de Ningaloo son solo una de las muchas maravillas submarinas que estamos a punto de descubrir y que nos pueden ayudar a comprender mejor nuestro planeta «.