Redacción Reconectar

Debido a la cuarentena, los hábitos, actividades y rutinas de las personas han sufrido cambios repentinos. Esto también se refleja en las redes sociales. Muchos padres comenzaron a publicar fotos de sus hijos en casa y esta práctica, conocida como sharenting, puede traer riesgos impensados.

Sharenting, combinación de share -compartir- y parenting -paternidad-, es una práctica que tienen los padres de publicar fotografías, videos e información de sus hijos en las redes sociales, como Instagram o Facebook.

Encuesta en Argentina

La empresa de seguridad informática Avast realizó una encuesta a 500 padres argentinos -todos usuarios de redes sociales- para conocer cómo usan las redes sociales al publicar contenido basado en sus hijos.

Descubrí más | El innovador sistema de una escuela entrerriana en cuarentena

La encuesta reveló que el 34% de las personas han publicado alguna vez fotos de sus hijos menores de edad en las redes sociales, sin pedirles permiso y sin haber tapado o borrado sus rostros. El 9% admite haber publicado una foto luego de haber cubierto el rostro del niño.

Por otro lado, el 16% afirmó que ha publicado fotos de sus hijos con el rostro visible, pero habiéndoles consultado antes si les parecía bien. Además, el 20% de los encuestados aseguró que si otros menores son visibles siempre piden permiso a sus respectivos padres antes de publicar las fotos en las redes. Solo el 27% de los encuestados nunca publicó fotos de sus hijos en las redes sociales.

“La generación que creció o fue la primera en suscribirse a las redes sociales ahora tiene hijos. Estos usuarios están acostumbrados a compartir actualizaciones y noticias de sus vidas en Facebook e Instagram, pero ahora también están compartiendo los momentos privados de otra persona y es posible que no estén considerando si esto es algo con lo que sus hijos están de acuerdo o con lo que estarán de acuerdo cuando sean mayores”, expresóo Luis Corrons, encargado de seguridad en Avast.

Los riesgos del sharenting

Para el 64% de los encuestados, el mayor riesgo es que las imágenes de los niños se puedan compartir más allá de su familia y amigos, con extraños. El 56% de los encuestados expresó que para ellos el mayor riesgo es que depredadores sexuales puedan ver o contactar a los niños. Además, el 51% piensa que al publicar fotos de menores, pueden ser víctimas de ciberbullies.

Descubrí más | E-books y audiolibros, opciones literarias que se consolidan en tiempos difíciles

El 33% dijo que publicar fotos de menores en línea erosiona su derecho a la privacidad. Mientras que el 31% sostiene que el sharenting podría avergonzar a los menores cuando crezcan y solo el 8% cree que no hay riesgo.

Cómo proteger a los niños

Luis Corrons brinda a los adultos algunos consejos a la hora de compartir imágenes de menores en las redes:

  1. Ajustá cuidadosa y regularmente la configuración de privacidad, para asegurarte que solo tus personas de confianza puedan ver las fotos y videos.
  2. Siempre vigilá a los seguidores o amigos que tenés y los que tiene tu hijo. Si es una cuenta con un nombre de usuario falso o dudoso, seguramente puede que sea un bot, un cyberbully o un depredador sexual.
  3. Pensá en las consecuencias de lo que estás publicando sobre tu hijo: ¿será divertida esa imagen cuando tenga 12 años, o 17 o 35?
  4. Configurá una alerta de Google con el nombre de tu hijo para asegurarte de que solo esté disponible la información que deseas que sea pública sobre tu hijo.
  5. Considerá cubrir o evitar mostrar la cara de tu hijo en fotos, para proteger su privacidad e identidad.
  6. A medida que tu hijo crezca, interesate por lo que está haciendo en línea y tené su consentimiento antes de publicar fotos de ellos.

Visitá nuestro canal de YouTube: