Por Francisco Bolzán

«El sistema educativo se encuentra en un proceso de cambio estructural enorme porque hay muchas cosas que no son significativas para los chicos. Tenemos dificultades en la comunicación, con los contenidos, con los sueldos, con el prestigio, con un montón de cosas», afirmó Liliana Fonseca, licenciada en Psicopedagogía y magister en Psicología Cognitiva y Aprendizaje, en diálogo con RECONECTAR.

Durante las últimas décadas se han producido profundas transformaciones en diversos ámbitos, principalmente de la mano de los avances tecnológicos. Sin embargo, más allá de algunos cambios pequeños, el sistema educativo se rige de la misma manera que hace 50 años -o más-.

Descubrí más | Entrevista a Liliana Fonseca: dislexia y el desafío de una educación multisensorial

Pero, ¿por dónde empezar? «Hay varias líneas de trabajo muy interesantes: aulas heterogéneas, el trabajo por proyectos, priorizar los procesos y no los contenidos, que es lo que van a necesitar los chicos del futuro: no van a necesitar tantos contenidos, a los que acceden a través de un celular o consultando una biblioteca, pero sí van a necesitar habilidades de pensamiento, de búsqueda de información, de interrelación de datos, de generación de novedades. Y eso a veces es poco evaluado en la escuela media, donde todavía el lugar de los contenidos es muy importante y no tanto qué hacés con eso», analizó Fonseca.

«Entonces, creo que nos esperan 20 años intensos para tratar entre todos de mejorar esto que tiene detrás tantos recursos humanos competentes; pero sin políticas públicas esos esfuerzos terminan quedando individualizados«, aseveró.

Descubrí más | Entrevista a Liliana Fonseca parte 3: «El celular y YouTube también educan»

«Y los que nos están obligando a cambiar son los propios estudiantes, que ya no se sienten cómodos a veces con lo que les brindamos», añadió.

Estadísticas que preocupan

«El dato que más nos preocupa en este momento es que tenemos los chicos en las escuelas, pero todavía el índice de deserción es importantísimo. Según UNICEF, cada dos chicos que inician la escuela secundaria, solo uno logra terminarla«, detalló la licenciada en Psicopedagogía.

«Entonces ahí tenemos un problema, porque esos chicos fueron a la escuela y algo en ese proceso» hizo que abandonaran. «Seguramente es bastante complejo porque no tiene que ver con lo que sucedía en esas aulas sino también con los procesos sociales. Pero es un desafío como docentes pensar cómo podemos ayudarlos para finalizar este proceso que es crucial para su vida como ciudadanos», sostuvo Fonseca.

Descubrí más | «No podemos tener el mismo sistema educativo de hace 50 años»

«La otra cosa que tenemos que tener en claro en el sistema educativo argentino es que tenemos una población enorme de chicos que no leen ni escriben. O sea, tenemos que mejorar enormemente nuestras didácticas para la alfabetización«, agregó.

Los desafíos

Los grandes desafíos del sistema educativo hoy son «aggiornarse a los tiempos, tener claro qué cosas van a necesitar los chicos en el futuro y generar entornos inclusivos. La inclusión es un camino que no tiene vuelta atrás, es un movimiento mundial que presupone que las personas tienen derecho a comprender el entorno en el que viven, más allá de que tengan una dificultad específica, que es parte de su desarrollo, o tengan una problemática más compleja», precisó Liliana Fonseca

«Y creo que esto es lo más importante: pensar qué es lo que los chicos que presentan cualquier dificultad nos vienen a enseñar. Nos vienen a enseñar habilidades sociales inmensas pero también nos vienen a poner en jaque para que tratemos de mejorar para todos. O sea, que podamos explicar mejor y que podamos encontrar el recurso que no le sirve a uno, le sirve a todos», expresó.

Mirá la entrevista a Liliana Fonseca:

Fortalezas diferentes

«Una tendencia de la educación argentina y del mundo es homogeneizar: damos los mismos contenidos, de la misma manera y esperamos las mismas cosas. La prueba o la evaluación es una, no pensamos distintos tipos de evaluaciones ni evaluar el proceso», cuestionó Fonseca.

«Esto marca fuertemente cómo cada uno tiene fortalezas diferentes y también hay que evaluar esas fortalezas. Esto es un gran cambio, porque hay que cambiar los paradigmas de la educación».

«La otra cosa importante es quién educa. Durante mucho tiempo educaba la escuela, los docentes. Ahora sabemos que el celular, la tecnología, las redes, YouTube, los tutoriales también educan. Y los Estados no ejercen demasiado control sobre eso. Entonces, hay una revolución enorme en cuanto a la educación a partir de la entrada de la web en todo esto», concluyó.


Escuchá la entrevista completa en el podcast Reconectar ideas, en Spotify o en la app de podcast que prefieras.


Suscribite a Reconectar en YouTube