Redacción Reconectar

En medio de la pandemia de COVID-19 y pese a las recomendaciones para prevenir contagios, numerosos barbijos usados y otros insumos sanitarios aparecieron en la vía pública, junto a otros residuos, en Paraná.

«Fui caminando a la verdulería y estaba lleno de barbijos y guantes. También había cofias. Estaban desparramados por todos lados«, contó un lector de RECONECTAR que tomó las fotos y las envió a este medio.

La situación fue registrada en inmediaciones de calle Gobernador Maya, a metros del Acceso Norte a la capital entrerriana, en la banquina.

Descubrí más | Hallaron miles de barbijos en el mar: ¿cómo desecharlos adecuadamente?

Lamentablemente, también se repite en otros puntos del mundo. Días atrás la ONG conservacionista Oceans Asia denunció que miles de barbijos y mascarillas arrojados en sitios inadecuados terminaron en los océanos y se acumulan en playas de diversas islas deshabitadas, donde se suman a las toneladas de desechos contaminantes que llegan a esos ambientes naturales.

Contaminación ambiental y riesgo de contagio

Además de la contaminación ambiental que se ocasiona por arrojar basura en la vía pública -y contribuir así a la formación de minibasurales-, en este contexto epidemiológico actual, también preocupa la posible transmisión de virus a través de estos elementos.

Los barbijos deben «quitarse por detrás -no toque la parte delantera de la mascarilla- y desecharse inmediatamente en un recipiente cerrado«, recomienda la Organización Mundial de la Salud -OMS-.

Descubrí más | «No dimensionamos todavía el impacto ambiental de la bajante del río»

Si bien el organismo no brinda mayores precisiones, hay que tener en cuenta que deben desecharse en una bolsa separada del resto de la basura, junto a los residuos sanitarios o considerados peligrosos. Las medidas deben extremarse en caso de que haya un caso sospechoso o confirmado de COVID-19 en una familia.

Si no se sigue este proceso, se puede afectar la salud de quienes recogen los residuos o trabajan en las plantas de reciclaje, o de cualquier otra persona que entre en contacto con estos desechos. Está terminantemente desaconsejado depositarlos en los contenedores de recolección diferenciada y, más aún, arrojarlos en la vía pública.

No se aconseja reciclarlos de ninguna manera. El mismo procedimiento debe seguirse con las gafas de plástico, guantes y batas desechables, que se emplean en instituciones de salud o cuando se está al cuidado de una persona enferma en aislamiento.

Los insumos sanitarios arrojados en la vía pública.
«Estaba lleno de barbijos y guantes. También había cofias. Estaban desparramados por todos lados»

Suscribite a Reconectar en YouTube