Un manifiesto firmado por 200 personalidades de las artes y la ciencia pide que tras la pandemia de COVID-19 se frene el “colapso global” ambiental, se redefinan nuestros valores y se pase a la acción por “dignidad, supervivencia y coherencia”, en lugar de volver a la normalidad que ha «puesto al mundo al borde del precipicio».

Ricardo Darín, Robert De Niro, Isabelle Adjani, Cecilia Roth, Cate Blanchett, Alfonso Cuarón, Joaquin Phoenix, Penélope Cruz, Jeremy Irons, Ralph Fiennes, Jane Fonda, Alejandro Gonzales Iñarritu, Residente, Ricky Martin, Pedro Almodóvar, Julianne Moore, Madonna, Rafael, y Vanessa Paradis son algunas de las decenas de personalidades del mundo del cine, la música, las artes y la ciencia, de diversos países, que han firmado el manifiesto publicado por el diario francés Le Monde bajo el título Non à un retour à la normale -Contra una vuelta a la normalidad-.

Descubrí más | La recuperación de la economía «debe contemplar el medioambiente»

El artículo -que firman también una veintena de premios Nobel de física y química y el premio Nobel de la paz Muhammad Yunus- es una iniciativa promovida por Juliette Binoche y el astrofísico Aurélien Barrau. El texto deja clara la preocupación de los firmantes por la magnitud de la pandemia pero mira más allá, denuncia la explotación de la tierra y pone el foco en las consecuencias del “colapso global» que estamos viviendo.

“La pandemia de COVID-19 es una tragedia, una crisis que, sin embargo, nos invita a plantar cara a cuestiones esenciales. El balance es simple: los ‘ajustes’ no son suficientes, el problema es estructural. La catástrofe ecológica en curso revela una meta crisis: la extinción de la vida sobre la Tierra está fuera de duda y todos los indicadores apuntan a una amenaza existencial directa. A diferencia de una pandemia, por muy grave que sea, se trata de un colapso global cuyas consecuencias no tienen parangón. Hacemos por eso un llamamiento solemne a dirigentes y ciudadanos a sustraerse de la lógica predominante para trabajar en una reforma profunda de los objetivos, los valores y las economías”.

Descubrí más | «Tenemos que volver a enamorarnos de nuestros bosques»

El manifiesto pide que no se vuelva a la normalidad si por eso se entiende toda esta destrucción de tan alto costo humano y ambiental. “El consumismo nos ha llevado a negar la vida misma: la de las plantas, la de los animales y la de una gran cantidad de seres humanos. La contaminación, el calentamiento y la destrucción de espacios naturales han puesto al mundo al borde del precipicio».

«Por esto, ante el crecimiento continuo de las desigualdades, nos parece impensable ‘volver a la normalidad’. La transformación radical que se impone a todos los niveles exige audacia y coraje y no tendrá lugar sin un compromiso masivo y determinado. ¿Para cuándo vamos a dejar la acción? Es una cuestión de supervivencia tanto como de dignidad o coherencia”, concluye el texto.


 

Suscribite a Reconectar en YouTube