Días atrás nació un nuevo oso hormiguero gigante en el Parque Iberá, en Corrientes. Se trata de la segunda cría de Mercedita, una hembra de oso hormiguero que fue liberada en el parque hace cuatro años, como parte del proceso de recuperación de la fauna nativa.

Mercedita es actualmente la única osa monitoreada con telemetría en Estancia San Alonso -dentro del Gran Parque Iberá- por el equipo de la Fundación Rewilding Argentina. En ese sector del parque ya existe una población establecida de osos hormigueros y no se realizan más liberaciones.

Descubrí más | Hallaron huevos de guacamayo rojo, extinto en Argentina hace 150 años


En esta época del año comienza la temporada de nacimientos de esta especie. «Registros como este ratifican la buena marcha del proyecto en el Parque Iberá, que ya cuenta con dos núcleos autosustentables de la especie, y otros dos en formación», destacaron desde Rewilding Argentina.

Los esteros del Iberá son uno de los hábitats naturales de los osos hormigueros gigantes. En ese sitio se unen un área protegida nacional y un área protegida provincial -juntas conforman el Gran Parque Iberá-, que abarcan en total más de 700.000 hectáreas. Es el mayor parque natural de la Argentina.

 

Más de 200 osos hormigueros en libertad

El oso hormiguero o yurumí -Myrmecophaga tridactyla es un animal icónico de nuestro país y la región. Posee un hocico alargado desprovisto de dientes con una extensa lengua con la cual se alimenta de hormigas y termitas. Estos mamíferos, que se extinguieron en Corrientes a mediados del siglo XX, pueden medir hasta 2 metros de longitud y pesar alrededor de 50 kilogramos.

Fue la primera especie en ser reintroducida en Iberá. En 2007 se liberó la primera pareja de osos hormigueros en la reserva Rincón del Socorro. Con el paso del tiempo, se sumaron 30 ejemplares más y actualmente viven en esa población más de 100 osos, incluyendo hijos y nietos de los primeros que fueron reintroducidos.

Descubrí más | Biodiversidad: «Nuestras soluciones están en la naturaleza»


La mayor parte de los animales liberados son crías huérfanas rescatadas en otras provincias del norte del país, cuyas madres fueron víctimas de la caza furtiva. A partir de la deforestación y el avance del agronegocio, los osos quedan expuestos al contacto humano y terminan siendo asesinados.

Ya se han rescatado más de 120 osos hormigueros huérfanos y se han generado diversos núcleos poblacionales en distintas áreas del Parque. Como resultado, se estima que más de 200 osos hormigueros, distribuidos en cuatro núcleos, viven actualmente libres en Iberá.

¿Qué es rewilding?

En Iberá se lleva adelante un proceso denominado rewilding, que se traduce como resilvestrar, y consiste en reintroducir especies extinguidas por el hombre en los territorios que antes habitaban, para devolver el equilibrio a ese ecosistema.

El objetivo es devolver a un estado cercano al original -previo a la intervención humana- y proteger los procesos naturales y los núcleos silvestres para aumentar la biodiversidad y alcanzar la autorregulación de los ecosistemas.

Descubrí más | La NASA publicó impactantes imágenes de la deforestación en Argentina


Rewilding Argentina es una fundación creada en 2010, siguiendo el legado de Tompkins Conservation, para recuperar la funcionalidad de los ecosistemas, proteger áreas naturales con sus especies de flora y fauna, y fomentar la reconversión de las comunidades locales hacia trabajos que vayan en sintonía con el medioambiente.

En Iberá también se trabaja en la reintroducción del yaguareté, de la nutria gigante, el venado de las pampas, el pecarí de collar, el guacamayo rojo, el muitú y la chuña de patas rojas; además de la conservación de la fauna que aún vive en el lugar.


 
Suscribite a Reconectar en YouTube