Un tercio de todas las especies de insectos del mundo están en peligro de extinción, circunstancia que afecta también a polinizadores como las mariposas y las abejas, esenciales para la producción de alimentos, según un estudio publicado este martes por dos organizaciones ecologistas.

El informe “Atlas de Insectos”, elaborado por la oficina europea de la ONG Amigos de la Tierra y la Fundación Heinrich Böll, ligada al partido de Los Verdes de Alemania, señala que el 41% de todas las especies de esa clase de insectos está en declive.

Descubrí más | El medioambiente y la salud humana deben ir de la mano


El informe advierte que al menos el 9,2% de las 2.000 especies de abejas y el 7% de las 482 clases de mariposas de Europa están amenazadas. Al mismo tiempo, señala como causa de esta situación al uso de pesticidas, que se ha multiplicado por cinco desde 1950 en un mercado que dominan las empresas BASF, Bayer-Monsanto, Syngenta y Corteva.

Agricultura industrial y agrotóxicos

Amigos de la Tierra y la Fundación Heinrich Böll señalan también que el avance de la agricultura industrial ha despejado con pesticidas pesados amplias áreas de cultivo en Argentina y Brasil, que antes eran ricas en insectos.

“Los pesticidas están barriendo a las poblaciones de insectos y ecosistemas por todo el mundo, y amenazando la producción de comida. Un puñado de corporaciones controlan la mayor parte del suministro de pesticidas y, si no se controlan, continuarán usando su inmensa influencia política”, declaró la responsable de alimentación y agricultura de Amigos de la Tierra, Mute Schimpf.

Descubrí más | La titular del FMI propone un «mundo más verde, inteligente y justo»


El 75% de las cosechas, subraya el informe, dependen de la polinización que ejercen los insectos, animales que también mejoran la calidad del suelo y reducen las plagas de las plantas al descomponer el estiércol y la materia vegetal muerta.

En torno al 90% de las especies animales del mundo son insectos, de los que se conocen cerca de un millón de variedades pero se calcula que podría haber hasta cuatro millones aún por descubrir.

La presidenta de la fundación Heinrich-Böll, Barbara Unmüßig, lamentó que los monocultivos para producir pasto o plantas susceptibles de utilizarse como carburante estén “impulsando, en países como Brasil o Indonesia, la deforestación, los desiertos agrícolas monótonos y la aplicación ilimitada de pesticidas”.

Descubrí más | Maratón Climática: 60 municipios del país mostraron lo que están haciendo


Solo en Argentina el uso de los pesticidas se han multiplicado por 10 desde la década de 1990”, agregó Unmüßig, publica EFE Verde. La provincia de Entre Ríos es la más afectada por la aplicación acumulativa de agrotóxicos.

Al mismo tiempo, Unmüßig denunció que compañías como Bayer -propietaria de Monsanto- o BASF comercializan en todo el mundo “casi sin restricciones” pesticidas prohibidos en la Unión Europea -UE-, lo que genera que “casi el 50% de los pesticidas en Kenia y más del 30% en Brasil son altamente tóxicos para las abejas”, además de que todos -independientemente de su nivel de toxicidad- tienen efecto en la salud humana.

Modelos superadores

El Atlas de Insectos reclama modelos de agricultura sostenible con medidas como reducir los pesticidas sintéticos en un 80% para 2030, dedicar el 50% de los fondos destinados a la agricultura a objetivos medioambientales, apoyar a los agricultores, reducir el consumo y la producción de carne e impulsar a productores en la transición agroecológica.

En ese sentido, pidió mayor ambición a la Comisión Europea en sus programas de biodiversidad y en su estrategia “De la granja a la mesa”, iniciativas diseñadas para hacer una producción y consumo alimentario más sostenibles; ya que el 84% de las especies de cultivos en la Unión Europea y el 78% de las especies de flores silvestres dependen de la polinización de los insectos.


Suscribite a Reconectar en YouTube