El hielo marino que cubre el casquete polar del Ártico registró este verano boreal su segunda menor superficie desde que comenzaron los registros hace 42 años, informaron este lunes científicos estadounidenses.

Este año, la superficie mínima se constató el 15 de septiembre: 3,74 millones de km2, según el Centro Nacional de Nieve y Hielo -NSIDC por su sigla en inglés- de la universidad de Colorado Boulder, reportó la agencia francesa de noticias AFP.

La extensión de hielo se pierde a un ritmo del 13,3% por década: el hielo ocupa ahora 2,5 millones de kilómetros menos que la media.

Con el calentamiento global, cada temporada de verano en el hemisferio norte se derrite una porción mayor que no alcanza a recomponerse en el invierno, por lo que se reduce cada vez más su superficie. Los satélites observan estas áreas con mucha precisión desde 1979 y la tendencia a la baja es clara.

Descubrí más | La OMS pide que dejen de subvencionarse los combustibles fósiles


«Ha sido un año loco en el norte, con el hielo marino casi en el nivel más bajo de la historia, olas de calor en Siberia y enormes incendios forestales», señaló Mark Serreze, subdirector del NSIDC. «Nos enfilamos hacia un Océano Ártico sin hielo estacional», lamentó.

Claire Parkinson, meteoróloga de la NASA, cuyos satélites miden el hielo en los polos, dijo a AFP que «la capa de hielo débil de este año está alineada con la tendencia de declive observada durante cuatro décadas», agregó.

En cambio, el hielo marino de la Antártida se derritió rápidamente durante tres años hasta 2017, pero ahora se ha recuperado un poco, sin tener claros los motivos. En el Ártico, la reducción fue más marcada desde 1996, explicó Parkinson, aunque hay variaciones de un año a otro.

Descubrí más | La humanidad agotó los recursos que la Tierra regenera en un año


«Debido al derretimiento del Ártico, el océano absorberá más calor y todos terminaremos expuestos a los efectos devastadores del cambio climático«, estimó a su vez Laura Meller, de Greenpeace, quien está a bordo de un barco que salió del archipiélago noruego de Svalbard y estuvo este lunes en el borde del hielo.

Los líderes mundiales sostendrán una reunión sobre el clima y la biodiversidad en las próximas dos semanas en la ONU.

El año pasado, los expertos en clima de la ONU adoptaron un informe sobre océanos y criósfera -hielo, glaciares, casquetes polares y permafrost-, y advirtieron contra catástrofes en cadena en un mundo 2°C más caliente respecto a la era preindustrial. El planeta ya sumó 1°C.