La Luna pasará delante del Sol y por alrededor de dos minutos el día se hará noche el lunes 14 de diciembre de 2020, después de las 13, cuando se producirá un eclipse solar total con una franja de oscurecimiento transversal que abarcará unos 100 kilómetros de ancho y podrá verse en la Patagonia argentina, especialmente en las provincias de Neuquén y Río Negro, las más privilegiadas para observar el fenómemo astronómico.

¿Cuándo y dónde?

El eclipse solar comenzará el próximo 14 de diciembre con una fase parcial alrededor de las 11:45 y terminará cuando la Luna descubra totalmente al Sol, alrededor de las 14:45. Pero el gran momento en el que se lo podrá ver en forma total, con la posibilidad única de observar la corona solar en su esplendor, será a partir de las 13.

Según la NASA, la fase total del eclipse comienza en la localidad de Saavedra, Chile, a las 13 hora argentina. A las 13:08 se lo observará en el límite entre las provincias de Neuquén y Río Negro, a las 13:14 en el centro de Río Negro, a las 13:18 en Las Grutas, y a las 13:22 en La Lobería. El eclipse total terminará en Salina del Eje, Argentina, a las 13.25.

Fuera de estas ciudades, en otras zonas de Argentina y países vecinos, podrá verse de manera parcial: cuanto más alejado se esté de la franja mencionada, menor será el porcentaje del disco solar cubierto por la luna.

No es de todos los días

El Sol es 400 veces más grande que la Luna, pero esta se encuentra aproximadamente 400 veces más cerca de la Tierra. Por ese motivo, la Luna parece ser lo suficientemente grande para cubrir el Sol por completo y producir un eclipse solar total.

Para que este fenómeno astronómico, que ocurre cada 18 meses en alguna parte del mundo -en 2022 será observable en la Antártida-, pueda ser visto nuevamente en los países de la región, habrá que esperar hasta 2048. Y para que se dé exactamente en el mismo lugar, tienen que pasar 400 años.

Una de las curiosidades que presentan los eclipses solares totales es que, según afirman los científicos, no serán por siempre. Debido a que la Luna se aleja todos los años 3,8 centímetros de la Tierra, dentro de 1000 años la circunferencia lunar no llegará a tapar por completo el disco del Sol, por lo que en la Tierra no se podrán observar más los espectaculares eclipses solares totales.

Un fenómeno para disfrutar

Durante el eclipse se verá «la corona solar y su estructura, que sigue las líneas de campo magnéticos y si hay fenómenos de actividad solar, se podrán ver en el limbo, protuberancias. También se podrá ver la cromosfera, una capa solar más baja que la corona y de color rojizo», y ya fuera de lo que es la estructura solar «el fenómeno de las perlas de Baily, que ocurre cuando los últimos rayos de Sol pasan por los valles del limbo lunar», explicó el presidente de la Asociación Argentina de Astronomía, Leonardo J. Pellizza.

«Se podrá apreciar cómo la temperatura disminuye en la medida en que el Sol es cubierto por la Luna, las flores se cierran y las aves regresan a sus nidos interpretando que se avecina la nocturnidad», indica el sitio oficial de información sobre el eclipse.

Descubrí más | Júpiter y Saturno, un planeta doble que no se ve desde la Edad Media


«Baja la temperatura -añade- y repentinamente, el día se transformará en noche. Luego, aparece impactante la corona solar y como en un nuevo amanecer regresa el brillo del Sol paulatinamente».

«Una postal para no perderse» anuncian desde el Centro Cultural de la Ciencia C3 que transmitirá en vivo el fenómeno astronómico, desde las 11.30, por su canal de YouTube, con la colaboración de la Asociación Argentina de Astronomía y canal 10 de Río Negro.

Recomendaciones y cuidados

Nunca hay que observar un eclipse sin elementos de protección adecuados porque puede ser perjudicial para la vista. Salvo en los breves instantes que dura la totalidad -cuando el Sol está 100% cubierto por la Luna-, cuando podemos observar a simple vista sin peligro, los oftalmólogos advierten que nunca hay que mirar el eclipse en ningún grado de su parcialidad sin anteojos con filtros especiales, ya que se causa un daño irreparable en la retina ocular.

Descubrí más | Sobredosis de pantallas: ¿cómo cuidar la vista?


Inclusive puede causar pérdida total de la visión, conocida como Retinopatía Solar: el daño en la retina del ojo que resulta de la exposición por observar eclipses solares sin las precauciones adecuadas.

Es fundamental seguir estas recomendaciones:

  • Nunca se debe mirar el Sol directa o indirectamente, con o sin eclipse. La luz del Sol nos puede dejar ciegos.
  • Siempre hay que hacer la observación del eclipse solar supervisado por adultos que sepan del tema. Preferentemente en un observatorio astronómico con profesionales capacitados.
  • Hay que utilizar siempre los lentes especiales que posean un filtro que bloquee los rayos dañinos del Sol. Estos filtros deben cumplir la norma y contar con la etiqueta ISO 12312-2. Estos filtros no solo reducen la luz solar visible a niveles seguros y cómodos, sino que también bloquean la radiación solar ultravioleta e infrarroja. Hay que tener especial cuidado con los adquiridos en el comercio informal, que no cuenten con la certificación adecuada o que el certificado sea falso.
  • El tiempo máximo para mirar con los lentes especiales es de 30 segundos.
  • Antes de colocarse los lentes especiales, se debe inspeccionar que el filtro esté en perfectas condiciones, sin tener daños, rayaduras ni perforaciones y que este no tenga una antigüedad de más de tres años.
  • Otra opción segura es utilizar un vidrio para máscara de soldador grado 12 o superior. Si se tiene un vidrio grado menor, no debe ser utilizada de ninguna manera, ya que no otorga la seguridad suficiente.
  • No se debe mirar el sol a través de una cámara, teléfono inteligente, binoculares, telescopios, o cualquier otro dispositivo óptico sin filtro solar certificado para este uso. Por otra parte, tanto los filtros hechos en casa -vidrio ahumado por ejemplo-, como los anteojos de sol tradicionales no son seguros para mirar el sol, aunque estas sean oscuras. Usar una placa radiográfica para visualizar el sol tampoco brinda protección.
  • La manera más segura de observar el eclipse solar es a través de las transmisiones en vivo por televisión o Internet. De todos modos, se puede apreciar cómo se oscurece el cielo en pleno mediodía.

Con información de Télam e Infobae.