El Programa Club Ambiental, Solar y Educativo permitió que 40 clubes de la provincia de Santa Fe incorporaran energías renovables en sus instalaciones. Se trata de una iniciativa del Ministerio de Cambio Climático de la provincia, que busca lograr un triple impacto: ambiental, social y económico, en los clubes de barrio.

Durante 2020, los clubes concretaron obras de energías renovables que les permiten reducir el consumo de la red eléctrica generando su propia energía con paneles fotovoltaicos o lograr agua caliente en vestuarios a través de energía solar térmica.

De este modo, se reduce el consumo de fuentes fósiles, generando un ahorro económico y una reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, además de fomentar fuentes de empleos verdes.

Descubrí más | Desde 1950 quemamos más energía que en toda la historia


Además, hay «más de 20 proyectos en estudio para seguir ampliando este Programa que es un hecho concreto de acción climática», detalló la ministra de Ambiente y Cambio Climático de Santa Fe, Erika Gonnet.

“Cerramos 2020, un año difícil atravesado por la pandemia y los incesantes incendios, con una Ley de Acción Climática Provincial y con este Programa que va en línea con el objetivo de la ley de generar acciones concretas para mitigar los efectos del cambio climático”, valoró.

«Se estudiaron consumos energéticos de referencia en clubes con el objetivo de implementar una política pública de promoción de tecnologías de aprovechamiento de energías renovables para abastecer consumos térmicos y eléctricos en clubes sociales y/o deportivos, en el marco de una propuesta integral de educación ambiental no formal», explicó el ingeniero Franco Blatter, subsecretario de Tecnologías para la Sostenibilidad.

Descubrí más | 13 consejos para ahorrar energía en casa


Y agregó que «el programa tiene objetivos particulares como el fomento de las energías renovables con un efecto multiplicador, la generación de empleos verdes en las localidades, ahorro y eficiencia energética, y educación ambiental«.