Una empresa cordobesa dedicada a la inclusión a través de la tecnología creó los primeros anteojos inteligentes del país destinados al uso de personas ciegas. Los lentes brindan una guía a través de GPS, lo que permite la asistencia remota.

El creador del emprendimiento, el ingeniero en sistemas Lucas Sala, indicó a Télam que con los anteojos inteligentes ANNY se pueden «resolver tres problemáticas muy importantes».

«Una es la circulación confiable y segura dentro de la vía pública, ya que no hay infraestructura necesaria para accesibilidad ni como sociedad estamos preparados para ser inclusivos, otra es que a través de la cámara de los anteojos podemos ser los ojos de la persona en ese momento y sacarlos de una situación compleja», siguió.

Descubrí más | Crearon un filtro con bambú para eliminar el arsénico del agua


También destacó que gracias al GPS incorporado en los dispositivos pueden, a través de un mensaje sonoro, decir a dónde quieren dirigirse y poder ser guiados para llegar a destino.

«Están conectados por Internet a través de streaming, uno ve por el teléfono lo que la persona ciega no puede ver», valoró Sala, titular de Caecuslab Teconología Inclusiva, donde también trabajan en el proyecto Emilse Saavedra, Duham Fleitas, Sebastián Maestro y Ariel Devegilli.

Precisamente Devegilli es una persona ciega que, luego de ser usuario de los ANNY, se convirtió en empleado de la compañía.

En cuanto a las características técnicas, se destaca que los anteojos inteligentes tienen dos sensores láser, dos botones vibradores, dos parlantes, una placa bluetooth, y en la versión más avanzada tiene el reconocedor de voz y una cámara digital.

«Con esto nos convertimos en asistentes para personas con discapacidad visual», explicó Salas. Los anteojos se conectan a través de Bluetooth al celular de la persona a través de una aplicación.

Los anteojos también aportan la descripción de entorno, donde la persona ciega pueda sacar una foto y «le describimos los objetos que están dentro de esa imagen, por ejemplo ‘ventilador, sillón, mesa, escritorio, plantas, humanos’, y ese tipo de cosas que le dan una idea de contexto por donde se va a mover», agregó el ingeniero.

Descubrí más | Un joven creó paneles solares con desechos de alimentos para producir energía


Por otro lado, la funcionalidad del GPS indica en el lugar donde está, calle y altura por la que viene caminando por si se desorienta, y el dispositivo cuenta con un listado de lugares habituales donde puede llegar a necesitar ir. También, por ejemplo, a través de comandos de voz los anteojos pueden llevarlo a su casa cuando lo solicite.

La empresa, a través de financiamientos conjuntos estatales y privados, comercializa los anteojos desde 2018 en todas las provincias argentinas, y también en Chile y en México.

«La inclusión a través de la tecnología les abre buenas oportunidades en cuanto a su motivación, que es ahí donde estamos haciendo un fuerte efecto positivo en motivar a la persona en seguir realizando las actividades que hacían antes de perder la visión», dijo Salas respecto al aporte de los anteojos inteligentes para aquellos que perdieron la visión.