Dieciséis años de datos de teledetección revelaron que en los lagos de agua dulce más grandes de la Tierra el cambio climático influye en las tendencias de fijación de carbono.

Una investigación financiada por la NASA sobre los 11 lagos de agua dulce más grandes del mundo combinó observaciones de campo y satélites para proporcionar una nueva comprensión de cómo los grandes cuerpos de agua fijan el carbono, así como cómo interactúan el clima cambiante y los lagos.

Los científicos del Instituto de Investigación Tecnológica de Michigan -MTRI- estudiaron los cinco Grandes Lagos Laurentianos que limitan con Estados Unidos y Canadá; los tres Grandes Lagos africanos, Tanganica, Victoria y Malawi; Lago Baikal en Rusia; y los lagos Great Bear y Great Slave en Canadá.

Descubrí más | Más de la mitad de la población considera que «el cambio climático es una emergencia»


Estos 11 lagos contienen más del 50% del agua dulce superficial de la que dependen millones de personas y otras innumerables criaturas, lo que subraya la importancia de comprender cómo están siendo alterados por el cambio climático y otros factores.

Los dos lagos canadienses y el lago Tanganica experimentaron los mayores cambios en la productividad primaria: el crecimiento de algas en un cuerpo de agua. Las fluctuaciones de la productividad apuntan a grandes cambios en los ecosistemas lacustres.

«La base de la cadena alimenticia en estos lagos es la productividad de las algas. Estos lagos son de tamaño oceánico y están formando equipo con fitoplancton, pequeñas algas», dijo en un comunicado el coautor Gary Fahnenstiel, miembro de MTRI y científico investigador senior recientemente retirado de la NOAA. Laboratorio de Investigación Ambiental de los Grandes Lagos.

«Medimos la tasa de fijación de carbono, que es la tasa a la que las algas fotosintetizan en estos lagos. A medida que esa tasa cambia, ya sea en aumento o en disminución, significa que todo el lago está cambiando, lo que tiene ramificaciones en toda la cadena alimentaria, desde el zooplancton hasta los peces», agregó.

Descubrí más | Es necesaria una descarbonización cinco veces más rápida para cumplir el Acuerdo de París


Muchos factores afectan estos lagos. El cambio climático, el aumento de nutrientes -eutrofización- y las especies invasoras se combinan para causar un cambio en todo el sistema, lo que dificulta identificar causas específicas, particularmente desde el suelo con observaciones limitadas en el sitio.

Pero las imágenes de satélite facilitaron la clasificación del ruido y proporcionan información sobre el tiempo y el espacio. Michael Sayers, científico investigador del MTRI y autor principal del estudio, utiliza la teledetección del color del océano, haciendo inferencias sobre el tipo y la cantidad de fitoplancton según el color del agua, para rastrear la dinámica del fitoplancton de agua dulce.

Uno de los aspectos más notables de los resultados es la rapidez con la que se produjeron cambios en estos lagos de agua dulce: una cantidad notable en menos de 20 años.

«Tres de los lagos más grandes del mundo están mostrando cambios importantes relacionados con el cambio climático, con un cambio del 20-25% en la productividad biológica general en tan solo los últimos 16 años«, explicó Fahnenstiel.

Descubrí más | La NASA publicó impactantes imágenes de la deforestación en Argentina


Las tendencias están relacionadas con el aumento de la temperatura del agua, así como con la radiación solar y la reducción de la velocidad del viento. Sayers dijo que observar la productividad, la abundancia de algas, la claridad del agua, la temperatura del agua, la radiación solar y la velocidad del viento en los lagos de agua dulce proporciona una imagen más rica del ecosistema en general.

«La temperatura y la radiación solar son factores del cambio climático«, comentó Sayers. En este sentido, manifestó: «Los cambios en la transparencia de la clorofila y del agua no son necesariamente causados por el cambio climático, pero podrían ser causados por la eutrofización o especies invasoras, como los mejillones quagga».

Obtener una mejor comprensión de cómo los cambios en la productividad de los lagos afectan los cuerpos de agua de los que dependen tantas personas es importante para las comunidades que viven a orillas del lago. También es importante para la comunidad global a medida que se profundiza en el papel que juegan los lagos de agua dulce en el ciclo global del carbono y el cambio climático.