En el marco del programa ImpaCT.AR, un grupo de investigadoras e investigadores del CONICET que se desempeñan en cinco unidades ejecutoras de distintas regiones del país y que integran el Observatorio de Biodiversidad, desarrollará un plan para la conservación de la biodiversidad en bosques cultivados.

Se trata de una propuesta impulsada por la Dirección Nacional de Desarrollo Foresto Industrial, que se ejecutará en tres años y buscará aportar información de base y criterios técnicos de gestión sostenible de las principales regiones forestales del país (Patagonia, Mesopotamia y Delta).

La iniciativa —de la que también participan grupos de universidades nacionales, del INTA y de la CONAE—, promueve la aplicación de la Ley de Inversiones para Bosques Cultivados buscando obtener un doble impacto positivo: por un lado, preparando al sector foresto-industrial para alcanzar los niveles de desempeño requeridos por la demanda de los mercados nacionales e internacionales, y por otro, contribuyendo a definir mejores prácticas sostenibles en las cuencas forestales, que involucren a la gestión la conservación de la biodiversidad, el cuidado del agua y el almacenamiento de carbono en diferentes situaciones de manejo.

El objetivo central del proyecto es contar con información sistemática y actualizada sobre los diferentes aspectos ambientales involucrados a partir de la utilización de sensores remotos y relevamientos de campo.

Descubrí más | Demuestran que la agroecología impulsa la “colaboración” del entorno natural


Estos recursos permitirán evaluar y proponer prácticas de manejo forestal compatibles con la conservación de la biodiversidad y desarrollar guías para los sistemas de certificación que faciliten la implementación en los productores y la evaluación por parte de auditores.

Además, permitirán demostrar a posibles fuentes de financiamiento privado el cumplimiento de estándares de sostenibilidad, definir las mejores prácticas de conservación de la biodiversidad que se relacionen con la gestión de la dinámica del carbono y el agua.

La coordinación del proyecto estará a cargo del investigador independiente del CONICET y director del IBS, Gustavo Zurita, quien destacó la gran oportunidad que representará ImpaCT.AR para los objetivos del grupo. “Este proyecto nos permitirá establecer sitios de monitoreo a largo plazo y fortalecer la transferencia del conocimiento generado al manejo sustentable.”, explica.

Acerca de ImpaCT.AR

El programa ImpaCT.AR tiene el propósito de promover proyectos de investigación y desarrollo destinados a brindar apoyo a organismos públicos ─en todos sus niveles─ en la búsqueda de soluciones a desafíos de interés público, que requieran del conocimiento científico o el desarrollo tecnológico para su resolución, y así generar un impacto positivo en el desarrollo local, regional y nacional.

Se propone, de esta manera, fortalecer el impacto de la ciencia, la tecnología y la innovación en la construcción y aplicación de políticas públicas. Esta convocatoria está orientada a promover iniciativas conjuntas entre instituciones científico-tecnológicas y organismos públicos como Ministerios Nacionales, Empresas Públicas, Gobiernos Provinciales, Gobiernos Municipales, entre otros.